La envidia

La envidia

La envidia es una emoción negativa como resultado de descontento y una mala voluntad acerca de las ventajas de otros. Es un sentimiento de una admiración y deseo rencorosa de tener algo que otro posee. La envidia es cuando tu no estas a la altura de alguien más o tu quieres algo que alguien más quiere (Ej.,: una amante atractiva, un auto deportivo, éxito, una contextura física atractiva, etc.) La envidia demuestra rencor y resentimiento al ver el éxito del otro (personificado como uno de los pecados mortales.) La envidia se enfoca en lo que los otros tienen. Celos por otro lado, se enfocan en lo que tenemos lo cual nosotros queremos mantener para nosotros. Mientras la envidia es un deseo de poseer lo que otro tiene, los celos son un rechazo a compartir lo que uno tiene.

La envidia puede hacerlo sentir a uno el dolor de la privación incluso cuando uno no sufre de hecho privación. Esto resulta en un circulo vicioso de envidia e infelicidad, debido a que tu infelicidad te causa tener una mayor envidia hacia aquellos que son felices. La envidia se enfoca en lo que no tenemos y en como hemos fallado. Nuestra energía se gasta en hacer comparaciones entre uno mismo y los otros, las comparaciones que resultan en sentimientos de inferioridad, Esto nos lleva a envidiar a los otros y sus logros y crea barreras entre tu y ellos. La envidia puede distraer nuestras perspectivas en la vida y distraernos de mis rutinas y responsabilidades. La envidia no inmoviliza de hacer cosas que son necesarios e importantes. Nuestra energía es en lugar de eso canalizada hacia socavar a aquellos que nosotros envidiamos.

Causas de envidia:
Nosotros a menudo nos sentimos envidiosos porque nuestros propios conflictos de auto estima o con las auto limitaciones. Hay una falta de auto valoración y a menudo un sentimiento de inferioridad. La envidia falsamente asume que la auto valoración puede ser lograda a través de la posesiones y logros. Cuando estos pertenecen a alguien más, la persona envidiosa siente una perdida de auto valoración y desea que la otra persona perdiera esas cosas de manera que su propia auto valoración pueda ser restaurada. Abajo hay algunas situaciones las cuales pueden gatillar nuestra envidia.

La envidia en las relaciones amorosas:
Uno puede envidiar la magnitud de la preocupación mostrada por otras parejas la una a la otra.
Si uno no ha estado involucrado en ninguna relación, el o ella puede estar envidioso de la diversión que los otros están recibiendo de sus relaciones
Con los amigos:
La envidia puede estar basada en lo material, cuando los amigos tienen todos los últimos aparatos tecnológicos.
También puede estar basada en cualidades como en como luce la otra persona, el éxito en el colegio, universidad y la popularidad
Con la familia:
Un hermano/a que es favorecido puede ser la causa de la envidia
Una persona que proviene de una familia rota puede envidiar a los otros que tienen familias completas.

Las personas a las que envidiamos y las posesiones o ventajas por las cuales ellos son envidiados nos dicen acerca de nosotros, nuestros valores, nuestras aspiraciones, nuestros propios conceptos negativos, Usar nuestra envidia como un espejo en la cual vernos a nosotros mismos claramente.

Gracias a: Victoria – Estados Unidos

Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s