Jenaro Villamil

El 29 de septiembre por la madrugada la Cámara de Diputados aprobó el dictamen de Reforma Laboral. Con modificaciones significativas a la propuesta enviada a San Lázaro por Calderón, bajo la figura de Iniciativa Preferente, la iniciativa contó con los votos a favor del PRI, PAN, PVEM y la oposición del PRD, PT y Movimiento Ciudadano. El dictamen una vez aprobado, sin tocar el tema sindical, pasó al Senado de la República para ser discutida.

En el Senado, precisamente el tema sindical se ha vuelto la manzana de la discordia entre el PAN y el PRI. En el recinto de Reforma, el líder de la bancada panista y presidente de la mesa directiva del Senado, Ernesto Cordero ha dicho que el tema se revisará y que su grupo no se maneja “a través de chantajes”. La respuesta del senador priista y líder de la FTSE, Joel Ayala, no se ha…

Ver la entrada original 239 palabras más

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s