Ayotzinapa: el riesgo al olvido

La Razón dispersa

La inmensa indignación generada por el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos —y presuntamente calcinados y triturados— en Iguala, corre el riesgo de ser anestesiada por el tiempo y, posteriormente, condenada al olvido. Hay un aparente consenso entre la sociedad de que este caso debe representar un cambio, un punto de inflexión. Sin embargo, la historia pasada y reciente de nuestro país nos arroja un escenario distinto.

Hoy, a 5 años de la tragedia en la Guardería ABC, sólo un reducido grupo de organizaciones de la sociedad civil continúa apoyando a los padres de los bebés en su búsqueda por justicia. La impunidad permanece; el sufrimiento de los padres, también. ¿Cómo fue que la indignación generada en su momento por esta tragedia ha desaparecido? ¿Cómo fue que los dejamos a su suerte? Si bien los casos son diametralmente distintos, lo preocupante es que la indignación pareciera tener fecha de caducidad.

Ver la entrada original 214 palabras más

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s